AMÉRICA LATINA 2017

Equipamiento de la clínica del orfanato en Haití

Con la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos

Kenscoff es una zona montañosa que se encuentra a 2 horas de la capital haitiana, Puerto Príncipe. Aquí se encuentra el hogar Kay St. Hèléne creado y gestionado por la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos, donde viven 450 niños huérfanos y abandonados bajo su tutela.

Donde se necesitaba reconstruir la clínica del hogar que da servicio a más de 1.000 niños de la comunidad y a 5.000 personas adultas, todos ellos afectados por el desastre del huracán Mathew. La clínica del hogar precisa de una renovación urgente y la Fundación Nuria García tiene como objetivo ayudar con esta tarea.

Ayuda: 5.000€

Nutrición de los niños de Managua, Nicaragua

Con la Fundación Padre Fabretto

Durante su voluntariado en Nicaragua, Víctor, secretario de la Fundación, David y Jacobo han decidido apoyar un proyecto a favor de los niños de la escuela San Isidro, a las afueras de Managua. Ubicada dentro del centro escolar, se trata de una pequeña cooperativa gestionada por los adolescentes dedicada a la cría de pollos.

Los 3 voluntarios han levantado fondos a favor de la alimentación de los 750 niños de esta escuela.

Aquí el mensaje de los 3 jóvenes:

«Hola, somos Víctor, Jacobo y David tres jóvenes de Barcelona de 19 años. Este verano decidimos irnos de voluntariado con la fundación Padre Fabretto a Nicaragua durante un periodo de 40 días. Las expectativas de nuestra estancia se vieron rápidamente transformadas dado que nos esperábamos una vida con ciertas dificultades pero no obstante nuestra experiencia superó las expectativas. Nuestro trabajo como voluntarios ha consistido en el apoyo a una escuela situada en San Isidro, un barrio de las afueras de Managua, capital de Nicaragua. Los estudiantes de dicho colegio provienen de barrios marginales y con grandes problemas económicos. A pesar de los inconvenientes sociales nunca pierden sus sonrisas y sus ganas de tener un futuro mejor. Las donaciones principalmente serán destinadas a la adquisición de incubadoras de huevos con el objetivo de poder criar gallinas ponedoras, para así mejorar su alimentación y su calidad de vida. La escuela dispone de una finca donde cultivan sus propios alimentos con el fin del autoconsumo y la venta. Las aportaciones a este proyecto pueden llegar a cambiar el destino de estos niños.»

Ayuda: 1.955€